El color de las paredes y el Feng Shui

El Feng Shui es un ancestral sistema chino de estética que pretende utilizar la doctrina taoísta para ayudar a mejorar la vida. Así la decoración de nuestra casa y los colores que utilizamos en las paredes van directamente relacionados con ese equilibrio. Veamos cómo debemos utilizar los colores en nuestras paredes.

El-color-de-las-paredes-y-el-Feng-Shui2

Simbolismo de los colores

El rosa crea una sensación de intimidad. Representa la ternura, la ingenuidad y la bondad, es el color del amor y el romanticismo. Es adecuado para dormitorios.

Tonos pasteles. Los colores más suaves hacen que el ambiente se sienta más liviano. La sensación de liviandad será mejorada, en la mayoría de los casos, si el techo es blanco.

El azul está considerado como el color etéreo, espiritual. Promueve sentimientos tranquilos, ayuda en la introspección (no se debe usar si hay estados de apatía o tristeza) y favorece la actividad intelectual

El verde pálido es un color tranquilizante que también queda bien en un dormitorio porque crea una sensación de frescura y un sentido de esperanza. El uso de este color en el dormitorio de los niños estimula el crecimiento y relaja el sistema nervioso.

El-color-de-las-paredes-y-el-Feng-Shui3

El negro simboliza la profundidad y el misterio. Debe usarse en pequeños detalles y siempre equilibrándolo con colores más vivos, porque su abuso puede bajar mucho la energía.

El blanco purifica los espacios,  estimula y unifica. Es un color muy frío y se debe contrarrestar con elementos decorativos que aporten calidez. Muy adecuado para los cuartos de baño.

El marrón representa la estabilidad. En sus tonos más pastel es adecuado para comedores y salones con buena luz natural. Los tonos amarronados son ideales para suelos y zócalos.

El-color-de-las-paredes-y-el-Feng-Shui1

El gris es sombrío, triste y serio. No es aconsejable su uso en las casas, pero es ideal para despachos y oficinas, por crear una ambiente de respeto y seriedad.

El violeta es el color de la espiritualidad, la templanza, la lucidez y la reflexión. No es recomendable para salones y cocinas y si lo es para las habitaciones de gente joven que reciban suficiente luz natural. También se puede utilizar el violeta en lugares donde queramos transmitir autoridad.

Equilibrio

Equilibra tus estados con los colores Si eres una persona ardiente, los verdes y azules suaves pueden apaciguarte. Si eres propenso a la pereza o indecisión, los naranjas o rojos vibrantes pueden inyectarán la energía que necesitas.

Por último, recuerda que demasiados colores te pueden sobreestimular y crear una sensación de confusión. Armoniza los colores con el resto de la decoración y crea un ambiente equilibrado, respeta el espacio y disfruta de tu casa al máximo.

¿Qué color se parece más a ti?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *