Flores para el balcón

Es una maravilla alzar la vista y contemplar un balcón repleto de macetas y flores. Es una maravilla que no todo el mundo tiene, pero una cosa te quiero decir: ¡no es tan díficil! En serio, si tienes un balcón en casa ya estás tardando en ponerlo bonito, y más ahora que estamos en primavera… ¡es tu ocasión!

Sabemos que el balcón es el gran olvidado de nuestros hogares, todos lo amamos pero no nos atrevemos a decorarlo. A continuación, vamos a darte algunos consejos para que le pierdas el miedo y te resulte más fácil iniciar los arreglos florales de tu balcón.

Flores-para-el-balcon1

¿Sol o sombra?

El punto clave para la selección de las plantas para tu balcón está en saber cuántas horas de sol y sombra recibe al día. Una vez conozcamos este punto, elegimos las más adecuadas según estemos tratando ante un balcón más luminoso o más sombrio.

No solo hay que pararse a pensar en la orientación, también en el clima y el tamaño de tu balcón. Además es importante la altura en la que esté tu casa, pues cuanto más alto tus plantas sufrirán más por el viento y la temperatura también varía.

Otro punto importantísimo es que aunque estés muy ilusionado con la idea de tus flores en el balcón, hay que tener en cuenta el tiempo y la energía que le dedicarás a tu pequeño jardín.

Flores-para-el-balcon2

Tipos de flores

Si tu balcón recibe mucha luz las especies que funcionan muy bien son los geranios, las rosas y las petunias, mientras que si la sombra oscurece buena parte del tiempo sería más adecuado el cultivo de alegrías, camelias y begonias. Para balcones que con sol y sombra podemos elegir entre hortensias, campanillas y fucsias, que como su propio nombre indican aportarían vida y color a tu jardín y quedan geniales en cestas colgantes en las bandarillas.

Aunque no sean de flor propiamente dichas, si vives en una zona de clima frío sería una buena elección inclinarse por plantas como el romero o el tomillo,  Si el clima de la zona es muy frío y son habituales las heladas, las plantas aromáticas, como el tomillo o el romero, son la elección adecuada.

Otra opción interesante es el áster del cabo, también llamada felicia ameloides en su nombre científico, que florecerá durante el verano y además es resistente a las temperaturas bajas si se encuentra en un balcón bastante soleado.

Flores-para-el-balcon3

¡Sigue nuestros consejos y llena de colorido y alegría tu balcón!

 

Telas y bordados primaverales

Con la llegada de la primavera, las horas de luz se alargan, comienza todo a florecer y el cuerpo te pide cambiar los colores más fríos y apagados del invierno, por tonalidades más cálidas, alegres y luminosas propias de esta época. Una opción ideal ya sea para tus manualidades o como opción para tu armario esta temporada, son las telas y bordados primaverales.

¿Te apetece animar tus prendas y complementos esta primavera? Sigue leyendo, te damos algunos consejos útiles para llenar de flores, luz y colores tu vida.

Telas-y-bordados-primaverales3

Un bordado primaveral es una manualidad que nos sirve para dar un toque especial a nuestra ropa y complementos. Nuestro fondo de armario siempre tiene esa camiseta, falda o pantalón práctica, pero soso, así que si te apetece cambiar el estilo a algo más divertido te aconsejamos apuestes por un bordado primaveral que embellecerá cualquier prenda o bolso que tengas olvidado. Con unos conocimientos básicos de bordado, muchas ganas e ilusión y los materiales que a continuación te contamos, estarás preparada.

 

Materiales

– Prenda o bolso. Busca, rebusca y elige tu preferido de antaño.

– Plantilla. En Internet hay muchísimas, pero también puedes dibujarla tú misma.

– Rotulador o lápiz, tiza de tela o papel de transferencia para bordados.

– Aguja e hilo para bordar.

– ¡¡Y un bastidor!! Es opcional, pero muy recomendable para conseguir un resultado de profesional, como seguro sabemos que eres.

Telas-y-bordados-primaverales1

A continuación, te detallamos los pasos básicos a seguir para crear tu bordado primaveral:

– Hazte con una plantilla.

– Dibuja el diseño de la plantilla sobre la prenda o bolso elegido.

– Recorre el esquema del dibujo en la tela con puntos simples.

– Ahora enhebra la aguja con hilo doble.

– Atraviesa la aguja desde arriba hacia abajo con el bastidor ya colocado en la tela.

– Al sacar la aguja vuelve a atravesarla a una pequeña distancia de la primera.

– Vuelve a insertarla hacia abajo desde casi el borde de la última puntada.

– Continúa del mismo modo hasta completar el recorrido del borde del dibujo.

Telas-y-bordados-primaverales2

Como te comentaba al inicio del post, también puedes optar por textiles primaverales para animar a tu armario. En este caso, si no eres muy ágil con la aguja, te ahorras el paso de intermedio de crear tu obra de arte primaveral y simplemente tienes que centrarte en la selección del motivo primaveral, el lugar dónde mejor puede quedar y coser y ¡listo!