Cómo quitar las manchas del sofá

El sofá ocupa un lugar central en la organización de los muebles y en la decoración del salón. Su limpieza es fundamental y a menudo genera dudas acerca de cuáles son los métodos más convenientes para hacerlo, tanto en el momento de quitar la suciedad general de la casa como cuando se produce una mancha.

Este artículo explica el uso de la aspiradora para la limpieza del sofá y cómo hacerlo con trapos húmedos, espumas y quitamanchas. También describe de qué manera limpiar sofás y sillones de cuero.

Cómo-quitar-las-manchas-del-sofá1

Aspiradora

El sofá es el mueble rey del salón. Pero además, el sofá es un mueble que -dados sus empleos y su tamaño- tiende a ensuciarse mucho. Junta abundante polvo y, en el peor de los casos, sufre la acción de líquidos u otros fluidos que se derraman sobre su superficie. Por eso, conviene saber cómo limpiarlo para mantenerlo del modo más sano y limpio posible.

El elemento fundamental que se debe tener en cuenta para saber cómo limpiar el sofá es el material del que esté compuesto su tapiz o funda. Si la funda puede quitarse, la tarea es más bien simple: bastará con meterla en la lavadora -o lavarla a mano, si está confeccionada con un material delicado- para tenerla limpia. Esto es lo más práctico y, por tal motivo, muchas personas optan por colocar una funda sobre el sofá.

Cuando no hay una funda que se pueda quitar, el trabajo es un poco más complejo. En primer lugar, los especialistas recomiendan pasar la aspiradora al menos una vez al mes, para sacar el polvo que se acumule sobre su superficie. Este polvillo es por lo general invisible, pero su acumulación no solo que acaba por verse, sino que, además, se va impregnando cada vez más en la tela.

Cómo-quitar-las-manchas-del-sofá2

Trapos y espumas

Por lo general, las instrucciones de lavado vienen en la etiqueta del sofá, aunque también puede que se limite a indicar que se debe utilizar “un producto de limpieza específico para tapicerías”. En todo caso, se puede afirmar que las manchas recientes se quitan con un trapo húmedo, que se debe procurar que esté bien escurrido, ya que los sofás tardan mucho en secarse y pueden deteriorarse a causa de la humedad acumulada.

Los trapos húmedos y otros sistemas como las limpiadoras de vapor son efectivos. Solo hay que tener cuidado cuando se trata de telas muy delicadas, como la lana o el algodón, que en ocasiones se destiñen o sufren daños ante la acción de la humedad o las altas temperaturas.

Cómo-quitar-las-manchas-del-sofá3

¿Estáis preparados para quitar las manchas del sofá?